OPINIONES

Capitalismo y el Desarrollo Insostenible un Final Enunciado

Por Suma Qamaña

Hace unos días nos enteramos, por la información publicada por dos organizaciones la Global Footprint Network y Earth Overshoot Day, que la humanidad agotó todos los recursos naturales para el presente año, esto quiere decir que durante los próximos meses la tierra nos dará en crédito los recursos.

En la actualidad estamos utilizando los recursos equivalentes a 1.7 tierras. Utilizamos más recursos y servicios ecológicos de los que la naturaleza pueda regenerar, a través de la pesca excesiva, la deforestación, y la sobre emisión de dióxido de carbono a la atmósfera. Lo anterior es una consecuencia de lo que como seres humanos hemos venido haciendo ya hace bastante tiempo.

Al parecer bajo el modelo de vida actual y el modelo de producción capitalista, el crecimiento parece no ser sostenible, y el concepto desarrollo sostenible parece que no ha llegado a repercutir en la ecología. De hecho podemos apreciar por la información entregada por el sitio web www.overshootday.org, que los países desarrollados estarían acabando con sus recursos mucho antes del 1 de agosto del presente año.


El hombre es el único actor en la transformación de la superficie terrestre y de la escasez actual de recursos y hoy un gran número de mujeres y hombres se ven obligados a ver el futuro como una amenaza.

 

La globalización, la individualización, el subempleo y los riesgos globales son hechos a los cuáles la sociedad tiene que responder, esto ha venido generando un indiscutible proceso de profundo deterioro ecológico, combinado a una crisis social y económica.

Estas crisis son causas en parte a las crisis energéticas, derivadas del uso de combustibles fósiles; al cambio climático y el deterioro de la ecología global, hechos que están estrechamente relacionados y su causa radica principalmente en la actividad antropomorfa.

Para el capitalismo la falta de recursos energéticos representa un riesgo en el corto plazo, mientras que la falta de otros recursos y el calentamiento global representan amenazas en el largo plazo, y he ahí la falta de urgencia de un modelo económico y social que no ve como urgente la necesidad de reivindicar la situación del hombre con el medio ambiente.

En cuanto a la tecnología y el desarrollo científico en pos de encontrar soluciones factibles al actual problema de recursos y contaminación, existen múltiples, y los conocimientos científicos son bastantes, pero en realidad lo que necesitamos en la actualidad no es sólo de más evidencia científica, sino que también la actitud de entender que el problema no se solucionará solamente con entender la información, sino también con entender que como seres humanos hemos propiciado la depravación de los recursos naturales y la explotación del medio ambiente y debemos organizarnos y actuar desde lo político y lo cotidiano.

La pregunta que nos surge es como podemos entonces aportar a disminuir el consumismo pero a la vez no afectar el desarrollo y el crecimiento de aquellas sociedades y países, que aunque desarrollados algunos, son profundamente desiguales, han logrado niveles de seguridad y bienestar en base a sus modelos de producción y crecimiento, quienes consideran estos beneficios como conquistas sociales y por tanto serían beneficios irrenunciables.

Necesitamos entender y comprender que es urgente un pensamiento más crítico que visualice al ser humano como un conjunto de un sistema que necesita vivir en equilibrio.

El desarrollo no puede ser de unos pocos, y debemos convivir en armonía con el resto de seres vivos con quienes compartimos el planeta. Actuar se hace urgente.